jueves, 24 de diciembre de 2009

El ALTO VALLE, DCC y Microinformatica

El año 2008 fue para el ALTO VALLE un salto cualitativo en este tema.
La tecnología DCC empezó a tener mayor peso que la tradicional tecnología analógica.
Varias personas me pidieron que les ayudara sobre el tema.
Como mi conocimiento estaba limitado a lo escuchado, comencé a leer e instruirme en talleres, así como la adquisición de libros sobre el tema.
El año 2009 fue donde aparecieron elementos fundamentales, entre ellos mi primera estación DCC, la cual es de la marca NCE, y por la que tengo gran respeto por su gran capacidad operativa como de programación, amén de la compatibilidad full ,con todos los sistemas que integran la tecnología DCC.
Respecto de la aplicación desde computadoras a nivel microinformático, el paradigma lo establecí, en cuanto a adquirir e instalar decodificadores con sonido de alta gama del tipo QSI revolution, y su sistema de programación por PC.
La parte de decodificadores sin sonido, la adquiero en la Argentina del fabricante LDH, el cual es de muy buena calidad y de última tecnología, dando excelentes resultados para todo aquello que sea motorizable en las maquetas, incluyendo accesorios que se quieran regular.
Por el lado de accesorios, como ser las bobinas de los cambios, estoy colocando en la primera parte de la maqueta un encoder, también fabricado por la firma LDH nacional, el cual me permite separar el sistema DCC de tracción con otro sistema DCC para accesorios.
Esta caracteristica aparentemente de mayor cableado, mucho mas fácil la operación de material tractivo sin que sea necesario andar saltando continuamente entre estos y los accesorios, tarea ultra engorrosa si la maqueta se  diseña principalmente para mucha maniobra y algún tren por allí en un circuito cerrado que pare o se desvíe cuando uno lo desee.

El ALTO VALE y el siglo XXI

El ALTO VALLE volvió a tener un gran impulso en busca del espacio vital y la modernización de la flota a mediados del 2005.
Para ellos, primeramente se concibió el reemplazo de las F7 en su totalidad, lo que trajo aparejado además el nacimiento de una nueva subsidiaria cuya operación estaría orientada principalmente a la megamineria de variados productos, y su manufactura con valor agregado en territorio austral.
Esta compañía se llama BAHIA NORTE y SUR FUEGUINO (BNSF).





En cuanto a la flota de locomotoras llamadas a reemplazar a las venerables F7 entraron en circulación 3 GP50-2, una GP38, una GP60 y 3 GE dash 8-40CW.
El BNSF se formó con una locomotora básica GP50, una SD60M, una C44-9 y una dash8-40CW, esperando en Marzo ingresar al menos 2 GP38-2, las cuales serán llevadas al status M3.







También se potenció la flota de tanqueros para petróleo, llevándose a más de 20 unidades la misma.
Se modificaron góndolas y chatas para la operación multimodal y se adquirió un MAXI-3 del ATSF de 5 unidades acopladas.
Se adquirió coches de pasajeros full vista dome, y se está en la gestión de adquirir una flota de 9 coches para servicios suburbanos.
En cuanto al ESTRELLA DEL LACAR, se dispuso la compra de una F59 PHI del AMTRAK la cual ha incorporado los colores del Estrella y ha reemplazado a la venerable y ya añeja SD9, cuyo destino aun es incierto.



La flota de locomotoras para pasajeros del ALTO VALLE, luego de varias idas y venidas del proyecto, a través de la evaluación de variados modelos de distinto origen, se plasmó finalmente en locomotoras F59PHI, las cuales estarán entrando durante el 2010 para ya reemplazar definitivamente a las FP45 que todavía quedan en servicio (3).



En cuanto a los vagones de carga, se están normalizando todos a enganche mandíbula, con bogies tipo bettendorf roller bearing marca Athearn o Walthers.
Se espera que algunos de estos vagones porten, en aquellos que los permitan, proximanente bogies Barber S2 Roller Bearing de 80 toneladas, marca KATO con centros giratorios reales.
Se han agregado en este último ejercicio, vagones de carga especiales, es decir chatas de 8 ejes y de centro deprimido en 6 y 8 ejes.
En cuanto a infraestructura se han construido, el depósito de alistamiento de la firma Walthers, el cual en este momento se está terminando, cargadores de arena y combustible, el taller de locomotoras, también de la marca Walthers, y además la estación terminal, de la firma Auhagen, con hermosas reminiscensias de una estación prusiana de alto tráfico.

El ALTO VALLE EN IMAGENES


SD9 #3501 del ESTRELLA DEL LACAR sobre vía de andén
de Caballito Norte en AFBA.
A su costado FP45 #93 del ALTO VALLE con pasajeros corto y
DE60 #105 con pasajeros largo (1984).


SD9 # 3501 del EL entrando al tunel por vía contraria en circuito Caballito Norte de AFBA (1984).


SD9 del Estrella del Lacar saliendo de estación K66 en la maqueta de AFBA (1984).


Grupo F7 A-B-A con furgón de cola para tomar carga y
un corto de pasajeros de 3 coches con una DE60
sobre el andén de la estación Fortín Vigilancia de AFBA (1984).


F7 liviana con furgón de cola en circuito K66 de AFBA (1984).


Parada de locomotoras del ALTO VALLE en el depósito de locomotoras
 de AFBA (1983).


FP45 #94 arrastrando un expreso con portacoches,
atravesando el puente de K66 en AFBA (1984).


GP50-2 del BNSF junto a GP50-2 del ALTO VALLE con esquema experimental (2005).


Las 5 hermanas. FP45 del ALTOVALLE en viejo depósito de la linea (2006).


La GP50-2 del BNSF empuja a la GP50 del CNW a la mesa para entrar a pintura (2007).


La veterana SW7 #40, ya desafectada, en sus últimos días del viejo depósito (2007).


SD45 Fase 1A #81 con esquema experimental.
Detrás, el último grupo de F7 A-B-B-A, ya desaparecido (2007)


Perfil del esquema de pintura de la primera locomotora del ALTO VALLE


Esquema ilustrativo de pintura en una DASH8-40CW


miércoles, 23 de diciembre de 2009

Los trenes en los 80


La flota se constituyó principalmente de 5 FP45 que dominaban las cabeceras de los principales trenes de pasajeros, solas o en múltiple, 2 SD45 también dedicadas en forma mixta a servicios de carga y pasajeros, 1 SW9 que atendia la maniobra, 2 E60 de GE que fueron adaptadas a Diesel (un engendro que parecían enormes micros sobre rieles), y 6 F7A más 2 F7B, que atendian todo el resto de la flota de cargas. Una errática E7 entró pro la puerta del costado como para darle un toque pintoresco a este lote de máquinas.
En cuanto a material rodante de pasajeros, me incliné en esa época por LIMA con ruedas de metal, que si bien el interior no existía, la matricería era de muy buena calidad, aunque observable que los coches estaban en escala 1/100. De ellos en sus distintas configuraciones hubo un total de 20 coches repartidos entre el ALTO VALLE y su operadora turistica de entonces y hasta ahora, el ESTRELLA DEL LACAR.
La flota de cargas tenia muy poco material de buena calidad siendo todo mayormente LIFE-LIKE, MODEL POWER y TYCO. Solo algunos y muy pocos vagones eran de marca ATHEARN o RIVAROSSI.
Hay ACF para cereal y pellets, boxcars cerrados de 50 pies del TTX, algunos boxcar de 50 pies cerrados pintados de los colores del AV, gondolas de varios tipos de 40 y 52 pies , tanqueros de 40 pies de uno y tres domos, petroleros y quimicos, refrigerados con el logo del fabricante de tortas americano SARA LEE, algún CANADA-DRY y 2 tanques largos de COCACOLA con bogies de 3 ejes.
También se armó una flota de  12 vagones de tipo hopper de 3 bocas de descarga inferior con los colores y logo del ALTO VALLE.