lunes, 12 de diciembre de 2016

CAMBIANDO BOGIES A VAGONES TYCO VIEJOS

Durante los finales de los años 70 y hasta mediados de los 80, ingresó al mercado argentino gran cantidad de productos de ferromodelismo en escala H0, entre los cuales, y uno de los más promocionados por sus precios fueron los vagones y locomotoras de la marca TYCO.
Estos modelos, ejemplos básicos y burdos de desarrollos posteriores más detallados, alcanzaban bien para el ferromodelista recién ingresado en estas lides.
Claro está que el tiempo jugó a favor de mejorar los detalles y hoy día son considerados vagones baratos y básicos, aunque con un poco de trabajo se pueden transformar en un material rodante de aceptable calidad.
Véase para ello los trabajos que llevé a cabo en los vagones refrigerados mecánicos de 57 pies en este blog, bajo el título NUEVA FLOTA FRIGOEXPRESO, con fecha del 15/8/2011.
Siguiendo adelante con el que ahora nos ocupa, me interesa mostrar algo que casi nadie lo usa y sin embargo a la hora de cambiarle los bogies a los vagones, se transforma en una inestimable ayuda.
Los vagones que nos ocupan en esta oportunidad son los característicos furgones generales, (AVFG bajo la denominación de flota). Haremos los 3 más viejos, que son precisamente de la marca TYCO y 2 tienen matricería de origen norteamericano, en tanto que el tercero tiene matricería de origen Hong Kong.




Como podrán observar en la imagen inferior está el característico bogie TYCO al cual le recorte el viejo gancho adosado X2F para darle lugar a un gancho Kadee Nº 148 con caja #242, que era más aceptado para trabajar al estilo que hoy ya se ha generalizado. La conversión del gancho tiene mas de 10 años.
Ahora nos toca eliminar ese odioso bogie que es bastante grosero a la vista y el vagón vive frenado, perjudicando la tracción en formaciones largas.



Primero, y luego de varias pruebas con distintas marcas y sabores de bogies económicos pero de buen rodaje, me decanté por estos Walters que son realmente una sorpresa por la calidad y su suavidad en el andar. Además son poco ruidosos.



Desmontando el gancho, vemos que el alojamiento del bolster es muy exagerado, y cualquier tornillo que se quiera poner, resultaría desmesurado para salvar semejante agujero.



Y aquí es donde aparece una solución poco conocida por muchos modelistas, el buje adaptador que nos facilita Walters, Este buje tiene como diámetro interior una medida de 1,9 mm, en tanto que sus dos diámetros exteriores son de 4,76 y 6,35 mm, en escalón


Ponemos manos a la obra y con una mecha de 5 mm, a baja velocidad quitamos el filete de encastre que tiene el alojamiento donde irá el adaptador.



Personalmente para este tipo de piezas, prefiero fundirlas con el material del chasis del vagón, así que en esta ocasión usé una pequeña cantidad de Tolueno por alojamiento y buje respectivamente, logrando así la fusión entra ambas piezas. Lo único negativo es que hay que dejar secarlo al menos doce horas para que se pueda trabajar sin riesgos. TENGAN CUIDADO CON EL TOLUENO, parte que toca de la carrocería del vagón, lo arruina.



Con el buje ya en su lugar, sobresaldrá del mismo un disco de 6,35 mm con un espesor de apenas 1 milímetro, la parte de 4,76 es la que ha quedado fundida dentro del agujero que hicimos de 5 mm




Un detalle no menor. Para que quede correcta la altura del gancho como pueden apreciar en la foto es de apenas 0,7 mm por lo que será necesario rebajar un poco el plato de apoyo que pusimos como buje adaptador.



Tenemos ahora el bogie ya fuera del paquete con el tornillo adecuado. En este caso el tornillo elegido es de cabeza cilíndrica ranurado, de 1/4 de pulgada de largo por rosca de 3/32" fino. Pueden ver que la cabeza del tornillo calza perfectamente en el alojamiento que tiene el bogie para este fin.



Montamos el bogie roscando dicho tornillo en el buje adaptador, lo cual se hace sin inconveniente y en forma segura.


Terminados ambos bogies debemos asegurarnos que los mismos giren libremente y basculen bien. Para ello el tornillo debemos apretarlo a fondo y luego desatornillar solo media vuelta del mismo. Esto permitirá que los bogies trabajen cómodamente.


Nos queda entonces solo hacer los ajustes para que la altura del gancho sea correcta, verificándose esto con el calibre Kadee correspondiente.


Y de aquí nos vamos a la prueba final. Tengo en la maqueta una hélice menor de 2 vueltas y media con un radio externo de casi 700 mm, y me aprovecharé de su pendiente para verificar la calidad del rodaje. Esta hélice empieza en la salida descendente de la estación principal y termina en un loop de retorno lo suficientemente grande como para atender hasta 6 trenes de 3 metros cada uno


Y aquí está la prueba de rodaje!
Y vaya que rueda como si fuera un HOT WHEELS!!!
Anímense con los vagones viejos a recuperarlos sin gastar demasiado en vagones con tantos detalles que más de una vez uno no sabe de donde agarrarlos para que no se rompan esos pequeños grandes detalles que generalmente sirven solo para vitrinas.
Vean el vídeo de prueba

https://www.youtube.com/watch?v=ndXJf2C4JMk