jueves, 29 de diciembre de 2016

REGLAS EN LA MAQUETA

El tiempo pasa, la maqueta progresa, la gente empieza a venir, y nos empezamos a amuchar también, creando problemas de convivencia y disfrute del hobbie.
Por ello, y en base a la experiencia acumulada, he redactado unas reglas simples para poder estar un buen tiempo en la maqueta sin molestarnos y disfrutar del hobbie como siempre.
Aquí debajo está la imagen, y este cartel estará pegado en la puerta de entrada al salón de la maqueta.


lunes, 12 de diciembre de 2016

CAMBIANDO BOGIES A VAGONES TYCO VIEJOS

Durante los finales de los años 70 y hasta mediados de los 80, ingresó al mercado argentino gran cantidad de productos de ferromodelismo en escala H0, entre los cuales, y uno de los más promocionados por sus precios fueron los vagones y locomotoras de la marca TYCO.
Estos modelos, ejemplos básicos y burdos de desarrollos posteriores más detallados, alcanzaban bien para el ferromodelista recién ingresado en estas lides.
Claro está que el tiempo jugó a favor de mejorar los detalles y hoy día son considerados vagones baratos y básicos, aunque con un poco de trabajo se pueden transformar en un material rodante de aceptable calidad.
Véase para ello los trabajos que llevé a cabo en los vagones refrigerados mecánicos de 57 pies en este blog, bajo el título NUEVA FLOTA FRIGOEXPRESO, con fecha del 15/8/2011.
Siguiendo adelante con el que ahora nos ocupa, me interesa mostrar algo que casi nadie lo usa y sin embargo a la hora de cambiarle los bogies a los vagones, se transforma en una inestimable ayuda.
Los vagones que nos ocupan en esta oportunidad son los característicos furgones generales, (AVFG bajo la denominación de flota). Haremos los 3 más viejos, que son precisamente de la marca TYCO y 2 tienen matricería de origen norteamericano, en tanto que el tercero tiene matricería de origen Hong Kong.




Como podrán observar en la imagen inferior está el característico bogie TYCO al cual le recorte el viejo gancho adosado X2F para darle lugar a un gancho Kadee Nº 148 con caja #242, que era más aceptado para trabajar al estilo que hoy ya se ha generalizado. La conversión del gancho tiene mas de 10 años.
Ahora nos toca eliminar ese odioso bogie que es bastante grosero a la vista y el vagón vive frenado, perjudicando la tracción en formaciones largas.



Primero, y luego de varias pruebas con distintas marcas y sabores de bogies económicos pero de buen rodaje, me decanté por estos Walters que son realmente una sorpresa por la calidad y su suavidad en el andar. Además son poco ruidosos.



Desmontando el gancho, vemos que el alojamiento del bolster es muy exagerado, y cualquier tornillo que se quiera poner, resultaría desmesurado para salvar semejante agujero.



Y aquí es donde aparece una solución poco conocida por muchos modelistas, el buje adaptador que nos facilita Walters, Este buje tiene como diámetro interior una medida de 1,9 mm, en tanto que sus dos diámetros exteriores son de 4,76 y 6,35 mm, en escalón


Ponemos manos a la obra y con una mecha de 5 mm, a baja velocidad quitamos el filete de encastre que tiene el alojamiento donde irá el adaptador.



Personalmente para este tipo de piezas, prefiero fundirlas con el material del chasis del vagón, así que en esta ocasión usé una pequeña cantidad de Tolueno por alojamiento y buje respectivamente, logrando así la fusión entra ambas piezas. Lo único negativo es que hay que dejar secarlo al menos doce horas para que se pueda trabajar sin riesgos. TENGAN CUIDADO CON EL TOLUENO, parte que toca de la carrocería del vagón, lo arruina.



Con el buje ya en su lugar, sobresaldrá del mismo un disco de 6,35 mm con un espesor de apenas 1 milímetro, la parte de 4,76 es la que ha quedado fundida dentro del agujero que hicimos de 5 mm




Un detalle no menor. Para que quede correcta la altura del gancho como pueden apreciar en la foto es de apenas 0,7 mm por lo que será necesario rebajar un poco el plato de apoyo que pusimos como buje adaptador.



Tenemos ahora el bogie ya fuera del paquete con el tornillo adecuado. En este caso el tornillo elegido es de cabeza cilíndrica ranurado, de 1/4 de pulgada de largo por rosca de 3/32" fino. Pueden ver que la cabeza del tornillo calza perfectamente en el alojamiento que tiene el bogie para este fin.



Montamos el bogie roscando dicho tornillo en el buje adaptador, lo cual se hace sin inconveniente y en forma segura.


Terminados ambos bogies debemos asegurarnos que los mismos giren libremente y basculen bien. Para ello el tornillo debemos apretarlo a fondo y luego desatornillar solo media vuelta del mismo. Esto permitirá que los bogies trabajen cómodamente.


Nos queda entonces solo hacer los ajustes para que la altura del gancho sea correcta, verificándose esto con el calibre Kadee correspondiente.


Y de aquí nos vamos a la prueba final. Tengo en la maqueta una hélice menor de 2 vueltas y media con un radio externo de casi 700 mm, y me aprovecharé de su pendiente para verificar la calidad del rodaje. Esta hélice empieza en la salida descendente de la estación principal y termina en un loop de retorno lo suficientemente grande como para atender hasta 6 trenes de 3 metros cada uno


Y aquí está la prueba de rodaje!
Y vaya que rueda como si fuera un HOT WHEELS!!!
Anímense con los vagones viejos a recuperarlos sin gastar demasiado en vagones con tantos detalles que más de una vez uno no sabe de donde agarrarlos para que no se rompan esos pequeños grandes detalles que generalmente sirven solo para vitrinas.
Vean el vídeo de prueba

https://www.youtube.com/watch?v=ndXJf2C4JMk







domingo, 16 de octubre de 2016

El BNSF en el ALTO VALLE

El tiempo cambia todo, incluso hasta la calidad de vista y el pulso.
Esto se ha transformado en un enemigo formidable para yo poder pintar correctamente las locomotoras y coches del ALTO VALLE, poniendo en duda si realmente toda la flota merece ser repintada.
Así que con la cantidad necesaria de inventiva y teniendo a mano todos los esquemas de ferrocarriles que vienen de fábrica, apareció uno que me ayuda con su nuevo logo a hacer desaparecer su inscripción completa y puedo así darle una nueva identidad con solo un par de retoques.
Se trata del Burlington Northern and Santa Fe.
Su esquema III, limpio e imponente, me da la oportunidad de transformarlo en locomotoras de una nueva unidad ferroviaria dependiente del ALTO VALLE, el BAHIA NORTE y SUR FUEGUINO.

Esta 3GS20-B ha recibido un cambo de numeración acorde con el estándar del ALTO VALLE, y en el capó largo tiene la leyenda identificatoria de lo que significa el BNSF. Debajo del número lleva el nombre de la corporación dueña de este BNSF.





El esquema BNSF integrará la flota de locomotoras afectada a la carga como una subsidiaria del AV.
Debajo, una imagen de una C44-9W a la que todavía no le cambié el numero ni le agregué la leyenda identificatoria.


Si, el BNSF, con su esquema es el nuevo jugador del AV, a la par del esquema ya conocido de hace años.

sábado, 15 de octubre de 2016

DECORANDO EL DEPOSITO DE LOCOMOTORAS

Después de armar tantas estructuras que soporten la maqueta, instalar vías, cablear, probar e ir agregando cualidades, hay un momento donde se debe cambiar la mecánica de trabajo, ya sea por ansiedad o por aburrimiento de lo tediosa y repetitivas que son algunas tareas.
Es así que hice un alto en la huella y decidí que era hora ya no solo balastar sino de empezar a darle color y escenario a alguna parte importante de la maqueta, y esto recayó precisamente en el depósito de locomotoras, y vaya si había trabajo allí.



Para empezar, todos y sin excepción somos unos despelotados totales a la hora de estar trabajando sobre el tendido cuando no hay escenario que contenga el lugar objetivo, por lo que fue necesario despejar de varios elementos para dejar listo el lugar, incluyendo la limpieza.

Una vez hecho esto apliqué a toda la zona una mano de acrílico color sombra natural, el cual haría de fondo de los elementos que contuvieran la escena.
Terminado este trabajo, inicié el preparado y colocación del paredón de ladrillos que oficia de contención de la parte superior de la ciudad que discurre a lo largo del depósito.
Fue necesario trabajar con cuidado ya que este papel de muy buena calidad se rompe con facilidad cuando se humedece. 
DATO: no peguen este papel sobre el fondo soporte con el pegamento en aerosol Super 77 de 3M, en 30 días se empieza a despegar y es receta para el desastre, y más si lo van a humedecer para usar una técnica de weathering.
Luego hice la plataforma de asistencia para combustibles, agua y arena a las 3 vías que entran al edificio de alistamiento. Esta fue hecha con un compuesto fraguable rápido llamado en la Argentina POXIMIX para exteriores, que es parecido a un yeso pero con características particulares del fabricante.
Terminada la plataforma aludida, inicié el balastado completo de partes de la zona con el producto de la firma Woodland Scenics código B1379 de color marrón y granulometría media. 
El resto, y aquí vino el experimento de turno, opté por usar este POXIMIX, que primero lo apliqué espolvoreando las zonas donde lo quería aplicar. 








Acto seguido, y con un pincel de 3 centímetros de ancho y cerda medio dura, fui limpiando las vías hasta dejar este material todavía en estado de polvo a nivel de durmientes. Fue interesante encontrar una forma distinta y mucho mejor de aplicar material entre durmientes.






Para poder fraguar el material en su sitio apelé a un rociador en spray aplicando con cuidado y esperando que la humedad fuera penetrando hasta que se formara algún pequeño charco indicando la saturación de la zona.
Pocas cosas me resultan con efectos que me causan una grata sorpresa a cada paso que doy, y esta fue una de ellas.





Cuando se estaba fraguando, y antes que se secara sobre los durmientes, con una esponja seca o un pequeño pañuelo tipo tissue, los pasé sobre los durmientes, entre los rieles y fuera de ellos, logrando que los mismos quedaran limpios de este yeso y dejando un aspecto inmejorable de la escena, lista para comenzar a aplicar los colores que harían del sitio una verdadera escena cuasi real.



También apliqué el esponjado lo apliqué en algunos lugares donde se amontonaba muy desparejo el material y quedó de película. Usé también bastante material fraguado viejo, bien picado para simular algún que otro cascote o protuberancia para cambiar la perspectiva de la escena... nada se pierde en escenografía casi todo sirve.
Las tres imágenes a continuación muestran el estado que quedó el material, recién fraguado sin colores, y ya tonalizado con distintos colores tierra para dar el efecto buscado.







En cuanto al toque de efectos de aceite, grasa y combustible disperso en algunos espacios muy específicos, usé esmaltes nacionales Sicko que me dieron una agradable sorpresa al saber que no tengo que buscar en el exterior lo que aquí se puede conseguir y de buena calidad.


En la imagen que se muestra a continuación ya se ha tonalizado todo el yeso y la pared del fondo de la trinchera está lista para recibir los refuerzos que imitarán columnas y por supuesto el ensuciado correspondiente.


En la siguiente imagen se puede apreciar la salida del edificio de alistamiento con una capa de balasto entre el edificio y la plataforma de combustibles, arena y agua. Se puede apreciar también que la pared de la trinche ya tiene los listones de refuerzo que simulan las columnas embebidas, así como algo del ensuciado en su primera prueba. También se puede apreciar el pasto ya colocado y en algunos lugares "atacado" por la suciedad, típica de lugares como este.


En esta otra imagen se aprecian las vías que hacen de colectora de las entradas al depósito y su paralela, donde se puede dejar a órdenes algún equipo, así como también armar múltiples de hasta 3 locomotoras grandes.
Al fondo, la pared de la trinchera ya ha sido terminada, incluyendo algunas plantas trepadoras para su decoración, entre la vegetación de la escena. El ensuciado de la zona de cada desvío se sigue haciendo con los productos de Sicko y MIG Jimenes. El camino de balasto blanco es el que comunica el edificio de alistamiento con la oficina principal del depósito general de locomotoras.




Finalmente el depósito visto en toda su magnitud ya decorado y operativo, preparado con una capacidad para recibir 26 locomotoras en total, todo en DCC.
Al fondo el edificio del taller de Mecánica pesada y el edificio de las oficinas administrativas del depósito.


Otra imagen de la zona del fondo del edificio de alistamiento, donde las tres vías traseras permiten dejar locomotoras que seguramente deban ir a reparación


Otra vista de la zona de abastecimientos ya "ensuciada" con GAS OIL.


El edificio de Mecánica pesada y las oficinas administrativas generales del depósito.


Por último, la mesa giratoria, la llave que permite acceder al edificio de pesada, todavía cuando le faltaba algo de terminación.





domingo, 3 de enero de 2016

MAQUINAS DE DESVIO

Aquellos que tomamos con pasión este hobbie, tratamos de dar detalles los más generosos posibles para dar mejor terminación a los escenarios que hay en el tendido, ya que lo que se ve en la maqueta, hace al hobbista o al espectador, transportarse e imaginar.
He aquí que una de las faltas mas normales y menos notadas es el detalle de la máquina de desvío, aunque sea simulada, cuando la máquina de desvío verdadera se encuentra bajo la superficie.
Para subsanar esto, decidí usar unas máquinas muy similares a las que se usan todavía en la Argentina, que son de la firma DETAIL WEST, como se aprecia en la imagen de abajo.



Nunca las había tenido en la mano, aunque había visto varios catálogos presentándola.
Grande fue mi sorpresa cuando me llegaron y abrí una de ellas, encontrándome con piezas tan pequeñas que son casi imposible de maniobrar si no se prepara uno un lugar de montaje previo a instalar la máquina directamente en el sitio donde irá.


La experiencia me demostró claramente que esta pieza debe ser trabajada y montado parte por parte en una mesa de trabajo con herramientas de relojería y cortantes de precisión electrónica, sin contar con que es altamente recomendable un buen visor con lupa para poder apreciar más claramente el montaje de las pequeñísimas piezas que la componen.


No son muchas, pero la delicadeza que requiere el tamaño, hace que el armado y su posterior montaje deba hacerse con mucho cuidado.